Cerca de 51,1% de los municipios están en alerta roja y naranja por amenazas de desabastecimiento e incendios

El fenómeno de El Niño que se viene presentando desde finales de 2018 ya deja varios saldos en rojo y abre la puerta para que se den graves afectaciones en el territorio colombiano. A hoy, de los 689 municipios que mide el Ideam, cerca de 575 (51,1%) ya se encuentran en alerta roja y naranja por amenaza de incendios forestales y bajos niveles de agua.

Pese a que desde hace unas semanas el Ministerio de Ambiente, junto al de Minas y Energía activaron un plan de acción para controlar la situación, la falta de lluvias en algunas regiones, las olas de calor intenso y las heladas en las noches han generado que casi 90% de los ríos estén teniendo graves problemas en la reducción de sus niveles.

Ricardo Lozano, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, explicó que “todos los ríos que desembocan al Pacífico colombiano, especialmente en el Cauca, Chocó, la cuenca alta, media y baja del río Magdalena tienen bajos niveles. Prácticamente, 90% de los ríos están presentando graves problemas”.

La región Caribe y la de los Llanos Orientales (Meta, Vichada, Arauca, Casanare) son los lugares en donde se presenta mayor amenaza de incendios, indicó el funcionario, quien además advirtió que “las afectaciones reales hasta ahora están iniciando”.

Pese a que aún no se tiene una cifra estimada sobre el impacto real en términos económicos, este evento climático afectará, directamente, sectores como el agro, el transporte, la energía y el agua potable.

Así lo explicó Eduardo José González, director de la Unidad Nacional para de Gestión del Riesgo de Desastre (Ungrd), quien le dijo a LR que, aunque aún no hay una cifra en pesos sobre cuánto podría costar este fenómeno, es claro que habrá afectación en cultivos, vías terrestres (por desestabilización de laderas), pérdida de bosques y descenso en los niveles de los embales.

Uno de los temas que más preocupa con este desabastecimiento de agua es el suministro de energía. De hecho, si bien los embalses presentan niveles estables de 69,2% (cifra controlada en comparación a 2018 cuando estaban en 64,8%), esto no es una garantía para que se dé una afectación directa en el abastecimiento de energía.

LOS CONTRASTES

RICARDO LOZANO (MINISTERIO DE AMBIENTE Y DESARROLLO SOSTENIBLE)

"Todos los ríos que desembocan al Pacífico colombiano, especialmente el Cauca, Chocó, la cuenca alta, media y baja del río Magdalena tienen bajos niveles"

Sin embargo, para Alejandro Castañeda, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg), en este momento Colombia está en condiciones óptimas para afrontar este fenómeno climático.

Es importante resaltar que El Niño que se está presentado en este momento tiene coincidencias con los de la temporada 2002 – 2003 y 2009 – 2010, que no solo fueron muy fuertes, sino también dejaron altas afectaciones económicas y ambientales. Esta comparación se da al analizar, por ejemplo, que el nivel del río Cauca está muy por debajo de su estado normal, tanto que está tocando niveles muy bajos como el de esos años anteriores.

“En 10 días bajó de ocho metros de profundidad a 1,5 metros”, explicó el ministro Lozano.

Por ahora se prevé que este fenómeno se extienda hasta el primer trimestre de 2019. Sin embargo, aún las entidades adscritas al Minambiente no descartan que podría tocar el periodo de lluvias de abril y mayo.

 

Fuente: La Republica

© 2016 ASOCIACION NACIONAL DE EMPRESAS GENERADORAS. ANDEG - Todos los derechos reservados

Calle 100 N° 8 A - 49 - Torre B, Ofc 603, Teléfono: (571) 8055283 - (571) 7559176

email: andeg@andeg.org