Entorno Sectorial

El Gobierno Nacional en su Plan Nacional de Desarrollo “Prosperidad para Todos” presenta un resumen concreto de la evolución del sector energético colombiano en los últimos años:

“El desarrollo y dinamismo del sector minero energético mostrado durante la última década, ha sido el resultado de transformaciones sectoriales realizadas por la prospectividad y potencialidad en términos de recursos, y por la estabilidad en los marcos normativos y regulatorios. Es así como la participación del sector en el Producto Interno Bruto pasó del 8.8% en el 2006 al 9.2% en el 2009. Así mismo la inversión extranjera directa pasó de USD$ 3.637 a USD$ 4.637 MM en el mismo periodo, teniendo un efecto incremental en las exportaciones, las cuales pasaron de USD$ 24.391 a 32.853 MM de 2006 a 2009.

La gráfica 1 muestra el potencial energético estimado, sin contar con los posibles usos de fuentes no convencionales de energía como la eólica, solar y geotérmica.

Gráfico 1. Potencial Energético del País

Fuente información MINMINAS-UPME-ANH Elaboración DNP.
Los 93.000 MW de potencial hídrico en generación no consideran restricciones ambientales.
* Corresponden a las reservas remanentes de crudo (1.776MBPE) y gas (778MBPE).

El sector eléctrico ha logrado posicionarse como un sector de talla mundial gracias a las reformas legales que permitieron su desarrollo como un mercado organizado y a la participación cada vez mayor del sector privado en los diferentes segmentos de la cadena.

Los esquemas regulatorios en este sector han permitido la expansión de su infraestructura: en generación, la subasta del cargo por confiabilidad realizada en el 2008, permitió́ asegurar la adición, durante el periodo del 2012 al 2018, de 3.421 MW de nueva capacidad; en transmisión, el esquema de convocatorias ha permitido la expansión del sistema, propiciando el aumento en la cobertura, la confiabilidad, y la continuidad en el servicio, bajo criterios de eficiencia y de remuneración adecuada a los inversionistas que participan en el sector. Es así como en los últimos cuatro años se lograron inversiones por USD$344 millones en proyectos de trasmisión, y se alcanzó una cobertura del 95% en el Sistema Interconectado Nacional.

No obstante lo anterior, como consecuencia del fenómeno del Niño, el sector afrontó en 2009 un nivel de aportes hídricos por debajo de los promedios históricos, generando un descenso acelerado en los niveles de embalse en el segundo semestre del mismo año. Esta situación fue controlada por medidas adicionales que forzaron la utilización de la generación térmica del país.

Respecto al sector de hidrocarburos, éste ha crecido considerablemente en los últimos cuatro años gracias a reformas realizadas como la creación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) en el año 2003, la cual separó los roles de administración del recurso de las actividades comerciales e industriales de Ecopetrol, la extensión de los contratos de asociación hasta el final de su vida útil, la liberación de las exportaciones de gas y la creación de un esquema contractual atractivo a nivel internacional.

Lo anterior se refleja en el aumento de indicadores sectoriales, por citar sólo algunos de los más relevantes, en el último cuatrienio se suscribieron 229 contratos de exploración y producción, y TEAS138, la sísmica aumentó de 48.624 km2 equivalentes entre 2002 y 2006 a 64.808 km2 equivalentes entre 2006 y 2010, y se logró aumentar la producción de 529.000 BPD139 en 2006 a los 785.000 BPD promedio año en 2010.

Este incremento en la producción, ha permitido continuar alejando el fantasma de la pérdida de la autosuficiencia petrolera, incorporando reservas por 1.381 Mbbl140 en los últimos 4 años, y mostrando perspectivas de autosuficiencia hasta el año 2020 (Ver gráfica 2).

Gráfico 2. Autosuficiencia Petrolera del País

Por el contrario, el servicio del gas natural presentó un racionamiento durante la ocurrencia del fenómeno del Niño, lo que obligó a una intervención estatal para asignar el gas natural a los sectores prioritarios de consumo, principalmente en el interior del país, donde se tenía una escasez del producto, exacerbada por restricciones en la capacidad de transporte.

Este evento debe ser objeto de reflexión y análisis para las entidades gubernamentales, con el propósito de ajustar los lineamientos de política, la regulación, la vigilancia y el control, para poder posicionar nuevamente este sector en la canasta energética del país.

Por otra parte, el sector minero, pese a estar rezagado comparativamente en términos de institucionalidad, formalización, y consolidación industrial, ha atraído inversión en niveles elevados y consistentes en los últimos años. La inversión extranjera directa en el sector aumentó en un 74% pasando de USD$1.783 a 3.094 millones de 2006 a 2009. Gracias a esto, hoy en día el sector minero ocupa el segundo renglón en las exportaciones del país, las cuales ascendieron a USD$13.786 millones en el 2009, siendo el carbón, el ferroníquel y el oro los principales productos.”

© 2016 ASOCIACION NACIONAL DE EMPRESAS GENERADORAS. ANDEG - Todos los derechos reservados

Carrera 13 No 93-19 Of 401, Teléfono: (571) 622 8822 - (571) 745 0631

email: andeg@andeg.org